Estemos en contacto

Contacto

PIN. BE. INST. TW.

Silvia Canda

  |  Novedades   |  JERUSALEM CELESTIAL

JERUSALEM CELESTIAL

Recién llegada de mi peregrinar por Tierra Santa,deseo transmitirles la experiencia de un viaje que me ha conectado y confrontado con mi espiritualidad…
Porque y para que peregrinar, que no es lo mismo que realizar un viaje, es dimensionarlo.
Es recorrer destinos terrenos para conectarse con los divinos.
Y eso, toma verdadera dimensión cuando se recorre la Tierra Santa.
Aunque, el verdadero camino interior es el que va hacia Dios y no hay lugar más santo que un alma pura.
Para eso el recorrido debe ser enmarcado en la verdad , sostener la vida como obra primordial, y potenciar el propósito de la existencia.
Por algo Dios se hizo hombre, nació de una madre, fue pequeño en el pesebre, que por lo visto no era de techo de paja con palos, como solemos verlo, sino una cueva, una gruta profunda, llena de misterios , donde late la vida.
Allí lo encontramos, en una de sus versiones, el niño recién nacido y perseguido por un mundo hostil, que ya sabe de su misión y la condena.
También se lo encuentra en la Eucaristía, en los Santos Lugares, custodiados por monjes.

Donde cada religión profesa sus ritos y creencias en un entramado de cantos, humos de inciensos, lámparas de aceite y cirios.
En la cueva de la traicion , en Getsemani , donde Jesus pasaba sus noches y donde recibió el beso de Judas.
Y en tantos lugares sagrados más, lo sentimos, y a medida que lo recorremos vamos haciéndolo también con nuestras vidas, con nuestros pesares y alegrías.

Lo incorporamos, es carne , lo sentimos….
Con los que nos palmean la espalda mientras nos clavan puñales, con los que se alegran por nuestros triunfos …
Acaso no vino este Maestro a recordarnos lo que somos con miserias humanas y lo que podemos ser con esencia divina.
Recorrer JERUSALEM es encontrarse con el reflejo de esa divinidad, a cada paso, en sus calles, sus sabores, los perfumes, el canto de los pájaros; es el recuerdo que LO CELESTIAL puede convivir con LO TERRENAL.
Es hacer más liviana la espera, más cercana la búsqueda , aproximar la CÚPULA DORADA a nuestra vida, saber que es posible.


Comentarios:

  • 15 junio, 2019
    Alejandro

    Precioso…profundo…..Celestial…Gracias por compartir!!!

    contestar
    • 18 junio, 2019
      Fabián

      Hermoso Silvia! Te felicito y me alegro por lo que sentiste. Sin duda una experiencia única….

      contestar
  • 15 junio, 2019
    Alejandra

    Bellas palabras que ayudan a revivir y revisitar cada lugar Santo en el que hemos peregrinado.

    contestar
  • 15 junio, 2019
    Maria Iturriaga

    Querida Silvia que cierto y profundo mensaje. Glorioso camino el transcurrido y el que esta por venir. Muchas gracias por compartir ❤️

    contestar
  • 15 junio, 2019

    Gracias Silvia, inspirador artículo ! Estuve en el 2016 y es un lugar único. Te transforma. Abrazo enorme

    contestar
  • 15 junio, 2019
    Guillermo Andres Vendrel

    “lo que podemos ser con esencia Divina”……………. muy bueno Silvita querida, Abrazo

    contestar
  • 15 junio, 2019
    Cristina Cornejo

    Simplemente GRACIAS
    por compartir la esencia de la humanidad: SENTIR Y VIVIR

    contestar
  • 16 junio, 2019
    Merry Fabre

    Qué lindo los pensamientos, reflexiones y sentimientos que compartís sobre ésta experiencia con total conexión álmica y espiritual; con la esencia de la vida. Me llevan a mis caminos internos.
    Gran viaje Silvia!!! Gran caudal de alimento para el alma!!!
    Abrazos!!

    contestar
  • 16 junio, 2019
    Paula Mogliani

    Hermoso peregrinaje, Silvia. Gracias por compartirlo.

    contestar
  • 17 junio, 2019
    Ricardo A. Michel

    Hermosas y sentidas palabras que comparto, Abrazo

    contestar
  • 18 junio, 2019
    Cecilia

    Hermoso y profundo relato Silvia!!!

    contestar
  • 3 julio, 2019
    Maria Saldivia

    Gracias Silvia! Que claridad! Cada palabra va llena de intensidad de lo vivido en un sitio tan sagrado!
    “Lo celestial puede convivir con lo terrenal “….Abrazo Peregrina!

    contestar

Dejar un comentario